Toxic trends de los 2000 ¿Están de vuelta?

Por: Paola Noriega

Desde 2020 han regresado muchas tendencias que se veían a inicios de los 2000, ahora se ha encendido un foco rojo al ver que esto continúa y con ropa que causó trauma en muchas personas. #BANGFashion

Desde el 2021 se han visto muchas prendas como vestidos con cut outs, blusas y vestidos de cordones o tops criss cross que son asociados a la moda de los 2000. Estas tendencias, aunque se ven muy cool y chic, son las primeras que comenzaron a marcar un trauma para muchas niñas y adolescentes, ya que para usarlas se siente la necesidad de tener un cuerpo “perfecto”.

Hay que tomar en cuenta que en estos tiempos se ha intentado hablar más del amor propio y de hacer notar que todos los cuerpos son perfectos tal y como son, concepto que sí ha ayudado bastante a que más mujeres se sientan cómodas con sus cuerpos y la moda, pero a su vez a otras las ha hecho sentirse inconformes

Por lo mismo, hay quienes han ignorado esta tendencia y quienes la han incluído en prácticamente todos sus outfits; lo bueno, es que las que no se han sentido bien con ellas han tenido la opción de otras tendencias más cómodas como el old fashion; hay que aclarar que el que no se sientan cómodas no quiere decir que su cuerpo esté mal, puede ser que se sientan muy desnudas o se sientan incómodas por la perspectiva que ha comunicado la sociedad sobre el «deber ser» del cuerpo de la mujer

Tristemente, para muchas mujeres, en 2022 han regresado aún más tendencias que tanto incomodaban y se ve que el 2023 serán aún más fuertes. Lo que ya se empieza a ver son los pantalones low waisted, con eso también regresa el vestirte mostrando tu tanga y vestidos con efecto desnudo o transparencias. 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Bershka (@bershka)

Hay que pensar que no es malo que se utilicen este tipo de prendas sino que con ellas pueden regresar hábitos que nunca estuvieron cool como volver a poner a puras modelos extremadamente delgadas, cosa que ya se estaba logrando cambiar a modelos con todo tipo de cuerpo o que han empezado a hacer sentir a la gente que se debe vestir de acuerdo a las tendencias porque si no su look no está padre. Con mucho esfuerzo se estaba logrando hacer realidad la frase “De la moda, lo que te acomoda” y ahora se ha visto gente criticando a quienes quieren seguir usando la ropa que le gusta, como los skinny jeans

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Bershka (@bershka)

El problema principal de las tendencias es que se vuelven lo que más encuentras en tus tiendas favoritas, obligándote así a optar por comprarlas porque terminan llamando la atención de tanto que las ves o no te queda de otra. Cada quien puede decidir ponerse lo que más le guste y está bien, solo que poner de moda algo con lo que las personas que más se sienten cómodas son las que están muy delgadas abre nuevos problemas

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por ZARA Official (@zara)

Ya se vivió en los 2000, muchas personas incluidas actrices y celebrities, se sentían con la necesidad de estar en un peso que no era el saludable para ellas y si te das cuenta, eso está regresando un poco, aún hay muchas personas haciendo contenido de body positivity y más entregadas al fitness, eso puede ayudar a frenar el daño que estas tendencias pueden hacer en las personas que se sienten inseguras con su cuerpo; las cuales son demasiadas gracias a la sociedad, pero también se puede ver a algunas celebridades que están buscando cambiar su cuerpo a uno más delgado.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por H&M (@hm)

No hay que adentrarnos mucho en eso porque mientras estén sanas no tiene por qué importarnos cómo se ven pero no es mentira que son el ejemplo de muchas jóvenes a quienes hacen sentir que esa figura es la ideal; puede que una cosa no tenga que ver con la otra pero ambas, se están viendo cada vez más ¿Deberíamos preocuparnos? 

Hay que ser realistas en que no se puede frenar lo que la industria del fashion quiera lanzar como trend y tampoco es la idea decir que nadie debería utilizar este tipo de ropa; pero está en cada persona decidir si quiere o no hacerlo y no juzgar a quienes se quieran quedar en otro estilo. 

TE PUEDE INTERESAR

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *